CEDOC

Las Ultimas Composiciones de Violeta Parra

Las Últimas Composiciones es el último disco editado en vida por Violeta Parra. Incluye la mayoría de sus canciones más conocidas como: “Gracias a la vida” “Volver a los 17”. Este documento es una transcripción de todas las canciones perteneciente a éste álbum. No se debe olvidar que en éste trabajo se contó con la participación de Isabel y Ángel Parra junto a Alberto Zapicán.
Colección: Fondo Violeta Parra
Código: CPR0099
Autor: Violeta Parra
Editor: RCA Víctor
Fecha: 1966
Lugar: Santiago de Chile
Originales: Fundación Violeta Parra
Idioma: Español
Tipo: Documento sonoro
Extensión: 1 disco

Compartir en:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Gracias a la vida – Canción.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me dio dos luceros que cuando los abro

perfecto distingo lo negro del blanco

y en el alto cielo su fondo estrellado

y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me ha dado el oído que en todo su ancho

graba noche y día grillos y canarios;

martillos, turbinas, ladridos, chubascos,

y la voz tan tierna de mi bien amado.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me ha dado el sonido y el abecedario

con él las palabras que pienso y declaro

madre, amigo, hermano, y luz alumbrando

la ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me ha dado la marcha de mis pies cansados;

con ellos anduve ciudades y charcos,

playas y desiertos, montañas y llanos,

y la casa tuya, tu calle, tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto. 

Me dio el corazón que agita su marco

cuando miro el fruto del cerebro humano;

cuando miro el bueno tan lejos del malo

cuando miro el fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto,

así yo distingo dicha de quebranto,

los dos materiales que forman mi canto

y el canto de ustedes que es el mismo canto,

y el canto de todos que es mi propio canto.

Gracias  a la vida que me ha dado tanto.

Charango Violeta.

Percusión Isabel, guitarra Ángel.

El albertío- Rin – Danza

Yo no sé por qué mi Dios

le regala con largueza

sombrero con tanta cinta

a quien no tiene cabeza.

A dónde va el buey que no are,

responde con prontitud

si no tenís la contesta

prepárate el ataúd.

Vale más en este mundo

ser limpio de sentimientos,

muchos van de ropa blanca

y Dios me libre por dentro.

Yo te di mi corazón,

devuélvemelo enseguida,

a tiempo me he dado cuenta

que vos no lo merecías.

Hay que medir el silencio,

hay que medir las palabras,

sin quedarse ni pasarse

medio a medio de la raya.

Yo suspiro por un Pedro,

cómo no he de suspirar,

si me ha entregado la llave

de todo lo celestial.

Y vos me diste el secreto

de chapa sin cerradura,

como quien dice la llave

del tarro de la basura. 

Déjate de corcoveos,

que  no nací pa`jinete,

me sobran los Valentinos,

los Gardeles y Negretes.

Al pasito por las piedras

cuidado con los juanetes,

que aquí no ha nacido naide

con una estrella en la frente.

Discreto, fino y sencillo

son joyas resplandecientes

con las que el hombre que es hombre

se luce decentemente.

Alberto dijo me llamo,

contesto lindo sonido,

más para llamarse Alberto

hay que ser bien “Albertío”.

Cuatro Violeta

Bombo Ángel.

Cantores que reflexionan- Refaloza

En la prisión de la ansiedad medita un astro en alta voz,

gime y se agita como león como queriéndose escapar.

¿De dónde viene su corcel con ese brillo abrumador?

Parece falso el arrebol que se desprende de su ser.

Viene del reino de Satán, toda su sangre respondió,

quemas el árbol del amor, dejas cenizas al pasar.

Va prisionero del placer y siervo de la vanidad,

busca la luz de la verdad, más la mentira está a sus pies.

Gloria le tiende terca red y le aprisiona el corazón,

en los silencios de su voz que se va ahogando sin querer.

La candileja artificial le ha encandilado la razón,

dale tu mano, amigo sol, en su tremenda oscuridad.

Qué es lo que canta, digo yo, no se consigue responder,

vana es la abeja sin su miel, vana la hoz sin segador.

¿Es el dinero alguna luz para los ojos que no ven?

Treinta denarios y una cruz responde el eco de Israel.

¿De dónde viene tu mentir y adónde empieza tu verdad?

Parece broma tu mirar, llanto parece tu reír.

Y su conciencia dijo al fin cántale al hombre en su dolor,

en su miseria y su sudor y en su motivo de existir.

Cuando del fondo de su ser entendimiento así le habló

un vino nuevo le endulzó las amarguras de su hiel.

Hoy es su canto un azadón que le abre surcos al vivir,

a la justicia en su raíz y a los raudales de su voz.

En su divina comprensión luces brotaban del cantor.

Guitarra Violeta

Bombo Ángel.

Púpila de águila – Huayno

Un pajarillo vino a posarse bajo mi arbolito,

era de noche, yo no podía ver su dibujito,

se lamentaba de que una jaula lo hizo prisionero,

que las plumillas, una por una, se las arrancaron.

Quise curarlo con mi cariño, más el pajarillo

guardó silencio como una tumba hasta que amaneció.

Llegan los claros de un bello día, el viento sacudió

todo el ramaje de mi arbolito y allí se descubrió

que el pajarillo tenía el alma más herida que yo,

y por las grietas que le sangraban su vida se escapó,

en su garganta dolido trino llora su corazón,

le abrí mi canto y en mi vihuela lo repitió el bordón.

Ya mejoraba, ya sonreía con mi medicina,

cuando una tarde llegó una carta de su jaula antigua,

en mi arbolillo brotaron flores negras y moradas

porque el correo vino a buscarlo, mis ojos lloraban.

Desaparece, me deja en prenda toda su amargura,

se lleva ufano mi flor más tierna, mi sol y mi luna.

En el momento de su partida, en mi cuello un collar

dejó olvidado, como Aladino yo lo empecé a frotar.

Pasan minutos, pasan las horas y toda una vida

por el milagro de aquella  joya lo he visto regresar,

con más heridas, con más silencio y con garras largas,

sus buenos días mi piel desgarra con ácida maldad.

Ave que llega sin procedencia no sabe dónde va

es prisionera en su propio vuelo, ave mala será,

ave maligna, siembra cizaña, bebe, calla y se va,

cierra tu fuente, cierra tu canto, tira la llave al mar.

Un pajarillo vino llorando, lo quise consolar,

toqué sus ojos con mi pañuelo, pupila de águila.

Charango Violeta

Bombo y voz A.Z.

Run-Run se fue pa ‘al Norte –Tema amoroso

En un carro de olvido antes del aclarar,

de una estación del tiempo decidido a rodar

Run run se fue pa´l norte, no sé cuando vendrá

vendrá para el cumpleaños de nuestra soledad.

A los tres días carta con letras de coral,

me dice que su viaje se alarga más y más,

se va de Antofagasta sin dar una señal

y  cuenta una aventura que pasó a deletrear.

Ay, ay, ay, de mí.

Al medio de un gentío que tuvo que afrontar

un trasbordo por culpa del último huracán,

en un puente quebrado cerca de Vallenar,

con una cruz al hombro Run Run debió cruzar.

Run Run siguió su viaje, llegó al tamarugal

sentado en una piedra se puso a divagar,

que sí, que esto, que lo otro, que nunca, que además,

que la vida es mentira, que la muerte es verdad.

Ay, ay,ay, de mí.

La cosa es que una alforja se puso a trajinar

sacó papel y tinta y un recuerdo quizás

sin pena ni alegría, sin gloria ni piedad,

sin rabia ni amargura, sin hiel ni libertad,

vacía como el hueco del mundo terrenal,

Run Run mandó su carta por mandarla no más.

Run Run se fue pa´l norte, yo me quedé en el sur

al medio hay un abismo sin música ni luz.

Ay, ay, ay, de mí.

El calendario afloja por las ruedas del tren

los números del año por el filo del riel

más vueltas dan los fierros, más nubes en el mes,

más largos son los rieles, más agrio es el después.

Run Run se fue pa´l norte que le vamos a hacer

así es la vida entonces, espina de Israel

amor crucificado, corona del desdén;

los clavos del martirio, el vinagre y la hiel.

Ay, ay, ay, de mí.

Charango Violeta.

Maldigo del alto cielo – Sirilla – Canción.

Maldigo del alto cielo

la estrella con su reflejo,

maldigo los azulejos

destellos del arroyuelo,

maldigo del bajo suelo

la piedra con su contorno,

maldigo el fuego del horno

porque mi alma está de luto,

maldigo los estatutos

del  tiempo con su bochorno,

cuánto será mi dolor.

Maldigo la cordillera

de los Andes y de la Costa

maldigo señor la angosta

y larga faja de tierra

también la paz y la guerra

lo franco y lo veleidoso

maldigo lo perfumoso

porque mi anhelo está muerto

maldigo todo lo cierto

y lo falso con lo dudoso

cuanto será mi dolor.

Maldigo la primavera

con sus jardines en flor

y del otoño el color

yo lo maldigo de veras

a la nube pasajera

la maldigo tanto y tanto

porque me asiste un quebranto

maldigo el invierno entero

con el verano embustero

maldigo profano y santo

cuanto será mi dolor.

Maldigo la solitaria

figura de la bandera

maldigo cualquier emblema

la Venus y la Araucaria

el trino de la canaria

el cosmos y sus planetas

la tierra y todas sus grietas

porque me aqueja un pesar

maldigo del ancho mar

sus puertos y sus caletas

cuanto será mi dolor.

Maldigo luna y paisaje

los valles y los desiertos

maldigo muerto por muerto

y el vivo de rey a paje

al ave con su plumaje

yo la maldigo a porfía

las aulas las Sacristías

porque me aflige un dolor

maldigo el vocablo amor

con toda su porquería

cuánto será mi dolor.

Maldigo por fin lo blanco

lo negro con lo amarillo

Obispos y monaguillos

Ministros y predicandos

yo los maldigo llorando

lo  libre y lo prisionero

lo dulce y lo pendenciero

le pongo mi maldición

en griego y en español

por culpa de un traicionero

cúanto será mi dolor.                         Guitarra Violeta. Bombo y voz A.Z.

La cueca de los poetas -Cueca

Qué lindos son los faisanes

qué lindo es el pavo real

más lindos son los poemas

de la Gabriela Mistral.

Pablo de Rokha es bueno

pero Vicente

vale el doble y el triple

dice la gente.

Dice la gente sí

no cabe duda

que el más gallo se llama

Pablo Neruda.

Corre que ya te agarra

Nicanor Parra

Violeta Parra.

El autor  Nicanor Parra cambió y puso Violeta parra.

Mazúrkica modérnica- Mazurca

Me han preguntádico varias persónicas

si peligrósicas para las másicas

son las canciónicas agitadóricas

ay que pregúntica más infantílica

sólo un piñúflico las formuláricas

pá mis adéntricos yo comentárica.

Le he contestádico yo al preguntónico

cuando la guática pide comídica

pone al cristiánico firme y guerrérico

por sus poróticos y sus cebóllicas

no hay regimiéntico que los deténguica

si tienen hámbrica los populáricos.

Preguntandónicos partidirísticos

disimuládicos y muy malúlicos

son peligrósicos más que los vérsicos

más que  las huélguicas y los defílicos

bajito cuérdica firman papélicos

lavan sus mánicos como piláticos

Caballeríticos almidonádicos

Almidonádicos mini ni ni ni ni

le echan carbónico al inocéntico

arrellenádicos en los sillónicos

cuentan los muérticos de los encuéntricos

como frivólicos y bataclánicos.

Varias matánsicas tiene la histórica

en sus pagínicas bien imprentádicas

para montárlicas no hicieron fálticas

las refalósicas revolucionáticas

el juraméntico jamás cumplídico

es el causántico del desconténtico

ni los obrerícos ni los paquíticos

tienen la cúlpica señor fiscálico.

Lo que yo cántico es una respuéstica 

a una pregúntica de unos graciocicos

y más no cántico porque no quíerico

tengo flojérica en los zapáticos

en los cabéllicos en el vestídico

en los riñónicos y en el corpíñico.

Charango Violeta.

Volver a los diecisiete – Sirilla –  Canción

Volver a los diecisiete 

después de vivir un siglo

es como descifrar signos

sin ser sabio competente

volver a ser de repente

tan frágil como un segundo

volver a sentir profundo

como un niño frente a Dios

eso es lo que siento yo

en este instante fecundo.

Mi paso retrocedido

cuando el de ustedes avanza

el arco de las alianzas

ha penetrado en mi nido

con todo su colorido

se ha paseado por mis venas

y hasta la dura cadena

con que nos ata el destino

es como un diamante fino

que alumbra mi alma serena.

Estribillo:

Se va enredando, enredando

como en el muro, la hiedra

y va brotando, brotando

como el musguito en la piedra

como el musguito en la piedra

ay sí sí sí.

Lo que puede el sentimiento

no lo ha podido el saber

ni el más claro proceder

ni el más ancho pensamiento

todo lo cambia al momento

cual mago condescendiente

nos aleja dulcemente

de rencores y violencias

sólo el amor con su ciencia

nos vuelve tan inocentes.

El amor es torbellino

de pureza original

hasta el feroz animal

susurra su dulce trino

detiene a los peregrinos

libera a los prisioneros

el amor con sus esmeros

al viejo lo vuelve niño

y al malo sólo el cariño

lo vuelve puro y sincero.

De par en par la ventana

se abrió como por encanto

entró el amor con su manto

como una tibia mañana

al son de su bella diana

hizo brotar el jazmín

volando cual serafín

al cielo le puso aretes

y mis años en diecisiete

los convirtió en querubín.

Cuatro Violeta

Bombo Ángel

Rin del angelito –Rin – Danza

Ya se va para los cielos

ese querido angelito

a  rogar por sus abuelos

por sus padres y hermanitos.

Cuando se muera la carne

el alma busca su sitio

adentro de una ampola

o dentro de un pajarito.

La tierra lo está esperando

con su corazón abierto

por eso es que el angelito

parece  que está despierto.

Cuando se muere la carne

el alma busca su centro

en el brillo de una rosa

o de un pececito nuevo.

En una cuna de tierra

lo arrullará una campana

mientras la lluvia limpia

su carita en la mañana.

Cuando se muere la carne

el alma busca su diana

en los misterios del mundo

que le ha abierto su ventana.

Las mariposas alegres

de ver el bello angelito

alrededor de su cuna

le caminan despacito.

Cuando se muere la carne

el alma va derechito

a saludar a la luna

y de paso al lucerito.

Adónde se fue su gracia

y a dónde fue su dulzura

porque se cae su cuerpo

como la fruta madura.

Cuando se muere  la carne

el alma busca en la altura

la explicación de su vida

cortada con tal premura

la explicación de su muerte

prisionera en una tumba.

Cuando se muere la carne

el alma se queda oscura.

Guitarra Violeta

Bombo Isabel

Una copla me ha cantado – Lamento

Una copla me ha cantado

la prenda que quiero yo

con esa copla cuchillo

me ha desangrado la voz.

me ha desangrado la voz.

Pensará que ya no entiendo

lo que en su copla cantó

desde su primera nota

se me acostó en la razón.

Yo le pedí un vaso de agua

no niego que me lo dio

pero como se da al perro

el resto que le sobró

el resto que le sobró.

Mil veces me ha repetido

la copla como un reloj

cuando con una bastaba

pa` silenciarme la voz.

Cuál será, dirán ustedes

la copla que me cantó

es igual que el estampido

que mata sin son ni ton.

Guitarra Violeta

Bombo y voz A.Z.

El guillatún – Danza estilo araucano

Millelche está triste con el temporal

los trigos se acuestan en ese barrial

los indios resuelven después de llorar

hablar con Isidro, con Dios y San Juan.

Camina la machi para el guillatún

chamal y rebozo, trailonco y cultrún

y hasta los enfermos de su machitún

aumentan las filas de aquel guillatún.

La lluvia que cae y vuelve a caer

los indios la miran sin hallar que hacer

se arrancan el pelo, se rompen los pies

porque las cosechas se van a perder.

Se juntan los indios en un corralón

con los instrumentos rompió una canción

la machi repite la palabra sol

y el eco del campo le sube la voz.

El rey de los cielos muy bien escuchó

remonta los vientos para otra región

deshizo las nubes después se acostó

los indios lo cubren con una oración.

Arriba está el cielo brillante de azul

abajo la tribu al son del cultrún

le ofrece del trigo su primer almud

por boca de un ave llamado avestruz.

Se siente el perfume de carne y muday

canelo naranjo corteza e` quillay

terminan  la fiesta con el aclarar

guardaron el canto, el baile y el pan.

Cuatro Violeta

Bombo Isabel

Pastelero a tus pasteles – Cueca

Ya me voy para Bolivia

ya me voy para Bolivia

ya me voy para Bolivia

sonaron los cascabeles

sonaron los cascabeles

diciéndome en el oído

pastelero a tus pasteles.

Ya me voy para Bolivia.

Como todo está escaso

Ay ay ay  comaire Nena

a la falta de pan

ay ay la torta es buena.

Como todo está escaso

comaire Nena, ay sí

ay ay ay compadre Armando

más vale ave en la mano

ay ay que cien volando.

Mi pairino Alejandro

murió esperando.

Guitarra Violeta

Bombo Ángel

De cuerpo entero – Cueca

El humano está formado

el humano está formado

de un espíritu y un cuerpo

de un espíritu y un cuerpo

de un corazón que palpita

al son de los sentimientos

el humano está formado.

Ay, no entiendo los amores

Ay ay ay del alma sola

cuando el cuerpo es un río

ay ay ay de bellas olas.

No entiendo los amores 

del alma sola

De bellas olas sí

que le dan vida

si falta un elemento

ay ay ay negra es la herida.

Comprende que te quiero

Ay ay ay de cuerpo entero.

Guitarra Violeta

Tañido Isabel

Bombo Ángel