CEDOC

Breve reseña histórica de la Peña de los Parra

Este texto da cuenta de la historia de la Peña de los Parra entre los años 1964 y 1965. Se describe cómo era ese lugar en el centro de Santiago y cuáles fueron los artistas internacionales y nacionales que cantaron junto a Isabel y Ángel Parra.
Colección: Publicaciones
Código: CPR0102
Autor: Milena Rojas
Editor: No figura
Lugar: Santiago, Chile
Originales: Museo Violeta Parra
Idioma: Español
Tipo: 1 página
Extensión: Texto

Compartir en:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Breve reseña histórica de la Peña de los Parra

En los años 64 y 65 existe un grupo de artistas chilenos que recopilaba temas folclóricos a lo largo de todo Chile. Lo cual indica un resurgimiento del folklore de raíz campesina. Estos artistas fueron: Violeta Parra, Margot Loyola, Rolando Alarcón y el conjunto Cuncumén que ayudan al resurgimiento de la música popular y tradicional chilena. En ese momento existe una invasión de conjuntos argentinos que vinieron a mostrar su música como los Charchaleros que intepretaron zambas y chacareras argentinas. También hubo una invasión de música proveniente de Estados Unidos. 

En este marco aparece la Peña de los Parra que se inaugura en abril de 1965 con artistas como: Los Curacas, Rolando Alarcón, Víctor Jara, Isabel y Angel Parra. Violeta llega y se presenta junto a su pareja Gilbert Favre en la Peña de los Parra el año 1965 a su regreso de Europa. Sus cantos revolucionarios los cantó en la Peña de los Parra ubicada en Carmen 340 Santiago centro. Era una vieja casona y no era un lugar común ni convencional. Los artistas cantaban sin micrófonos y no había alcohol. En el intermedio se regalaba una copa de vino y la gente comía anticuchos con pebre. La entrada era muy barata. Estaba llena de sillas de totora, mesas muy sencillas con un escenario de entablado. La sala donde se instalaba el público tenía como techo una malla de pescar y las murallas tenías escritas cientos de frases. 

Muchos artistas extranjeros como Salvatore Adamo, Mercedes Sosa, Piero, Juan Manuel Serrat y Atahualpa Yupanqui entre otros frecuentaron la Peña de los Parra y cantaron ahí. Todos los turistas que llegaban a Chile a la Peña de los Parra porque era un lugar muy original con un ambiente sencillo y verdadero. Se cantaba e interpretaba música latinoamericana y repertorio propio de cada artista. 

Rolando Alarcón, artista chileno compositor en intérprete cuenta en algunas entrevistas que este resurgimiento folklórico marcó un antes y un después y que en este lugar el público se comunicaba directamente con el artista lo cual era muy original. La Peña de los Parra fue un éxito y Santiago se vio invadido por otras Peñas como por ejemplo la Peña de René Largo Farías.

Los Parra siempre quisieron tener su propia Peña. En París durante su estadía que duró tres años cantaron en la Candelaria y L´Escale, boites de nuit ubicadas en pleno barrio latino junto a grupos y artistas latinoamericanos que interpretaban las canciones de sus respectivos países. 

La Peña de los Parra dio inicio al movimiento de la Nueva Canción Chilena. La Nueva Canción Chilena incorporó un fuerte compromiso con la evolución de los cambios sociales de los años 60 y 70. Fue un movimiento musical con una clara militancia política. La constituyó Violeta Parra, Héctor Pavez, Inti-Illimani, Quilapayún, Isabel y Angel Parra entre otros. Este movimiento incorpora innovaciones musicales renovando el folklore chileno. Se interrumpe con el Golpe de Estado el 11 de septiembre de 1973 y muchos de sus integrantes partieron al exilio y siguió desarrollándose en el extranjero.