CEDOC

“Quien nace flor y árbol al mismo tiempo, no muere nunca”.

Artículo motivado por la entrega de la medalla Gabriela Mistral, instaurada por el Gobierno, a Violeta Parra representada por su hermano Eduardo. El artículo es un homenaje, que se detiene en la trayectoria y principalmente en el carácter de la artista, en el siguiente tenor: "Era como si se soltara una cabra salvaje dentro de una cristalería", la definió un amigo. No era bella en el sentido clásico, sino que lucía una potente personalidad y un carácter fuerte y fogoso, que imantaba a los hombres. En tono poético el artículo concluye: “quien nace flor (Violeta) y árbol (Parra) al mismo tiempo, no muere nunca: sólo renace y renace como la primavera. Es cosa de poner los oídos en la tierra, en cualquier parte del mundo: entonces, además del caminar de los hombres... se oirán sus canciones. El artículo incluye fotografía de Violeta Parra tocando el bombo.
Colección: Prensa y referencia
Código: CPR0187
Editor: Vistazos N°4
Fecha: 11-1997
Originales: Biblioteca Nacional de Santiago
Idioma: Español
Tipo: Texto
Extensión: 1 página

Compartir en:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp