Frida Kahlo y Violeta Parra: Encargadas de sus museos conversaron sobre sus legados y similitudes en otro Diálogo Museo Mujer

Posteado el martes 24, agosto, 2021

“Ambas, aunque vengan de contextos y realidades distintas, aprecian lo propio y apuntan a la identidad, y por ende, a la autenticidad como misión de vida”, señaló Cecilia García-Huidobro, Directora del Museo Violeta Parra, en su conversación con Perla Labarthe, Coordinadora General del Museo Frida Kahlo La Casa Azul. La actividad se realizó en el marco del Ciclo Museo Mujer y contó con el respaldo de la Embajada de México.

El pasado viernes 6 agosto, se llevó a cabo un nuevo diálogo en el marco del Ciclo Museo Mujer. La actividad consistió en un conversatorio en el que participaron Cecilia García-Huidobro, Directora del Museo Violeta Parra (Santiago, Chile), y Perla Labarthe, Coordinadora General del Museo Frida Kahlo La Casa Azul (Ciudad de México, México).

Participaron, también, los representantes de la Embajada de México, la cual apoyó la actividad: el Embajador Francisco Javier Olavarría y el Agregado Cultural Jorge Pascual Rubio.

El proyecto Museo Mujer es una iniciativa del Museo Violeta Parra que busca relevar instituciones creadas con el fin de destacar el legado de mujeres excepcionales provenientes de diversos campos, así como el trabajo de preservación de su herencia y memoria. En los diálogos anteriores, han participado el Museo Gabriela Mistral y el Museo Marta Colvin, ubicados en Chile. Este conversatorio tuvo particular importancia, ya que fue el primero en que se encontraron museos de diferentes países.

La charla comenzó con las palabras de Perla Labarthe, quien contó sobre la vida de Frida Kahlo y las decisiones que la llevaron a convertirse en referente del arte mexicano y latinoamericano. “Para mí es un placer hablar de Frida, esta gran artista que se ha convertido en un símbolo de México, su cultura y arte, pero que también se ha convertido en un símbolo para muchas mujeres y hombres alrededor del mundo”, señaló la Coordinadora General.

En su exposición, Labarthe hizo un breve repaso de la historia familiar de Frida y de la influencia que tuvo para la artista el oficio de su padre fotógrafo. Además, relató cómo el accidente en bus que sufrió en su adolescencia la llevó a volcarse a la pintura. Para acompañarla en su recuperación, la madre de la artista mandó a construirle un caballete especial para que pudiera pintar desde su cama, e instaló un espejo en el techo para que ésta pudiera mirarse y dibujar su propio reflejo.

Además, Labarthe profundizó en el rol que tuvo -y sigue teniendo -la Casa Azul, en el clásico barrio de Coyoacán, como espacio creativo para la cultura e historia del arte mexicano. Este lugar, al que se mudaron Frida y Diego Rivera ya casados, fue lugar de encuentro para importantes artistas e intelectuales de la época, como el político ruso León Trotski, para cuya estadía incluso remodelaron el recinto. Otros que estuvieron allí compartiendo veladas fueron el escritor André Breton, el escultor Isamu Noguchi, la fotógrafa Tina Modotti, el escritor Carlos Pellicer, la pintora Lucienne Bloch, la pareja de artistas Miguel y Rosa Covarrubias, entre muchos otros.

“Frida y  Diego, junto con otros muralistas importantes en la vida cultural de México, formaron el epicentro de esta mirada nacional y Renacimiento mexicano, como se le ha llamado. La Casa Azul jugó un papel muy importante”, puntualizó Labarthe.

Tras la muerte de Frida en 1954, Diego entregó la casa en fideicomiso al banco, y se la encomendó a su amigo Carlos Pellicer para que preparara la museografía. La Casa Azul abrió sus puertas al público en julio de 1958. Hoy, el recinto alberga una colección de óleos de Frida Kahlo, una colección de ex votos y una colección de arte popular, así como los objetos personales que pertenecieron a la artista y su marido (incluida la famosa cama con el espejo adosado).

A continuación, tomó la palabra Cecilia García-Huidobro, Directora del Museo Violeta Parra y gestora del proyecto Museo Mujer. En su introducción, enfatizó en el valor que tienen los museos dedicados a rescatar el legado de mujeres, así como el trabajo pendiente que las instituciones y Estados aún tienen en esta materia. “No sólo es importante lo que ocurre en el transcurso de la vida de una mujer, sino que también es importante que la memoria de mujeres excepcionales quede resguardada. Un museo o institución cultural se mueve en una lógica con miras a la permanencia; una que queda instalada en el tiempo presente, pero con miras hacia el futuro. Es decir, cuando una mujer ha llegado a institucionalizarse, entonces ya es patrimonio de todos”, explicó.

García-Huidobro abordó brevemente la biografía de Violeta Parra, quien fue contemporánea de Frida Kahlo, naciendo en 1917, diez años después de la mexicana. Si bien Parra comenzó tocando música de influencia ranchera y española, rápidamente se volcó a la autoría propia inspirada en su trabajo recopilatorio. Parra recorrió Chile en varias oportunidades,  visitando a cantoras y cultores de la tradición nacional para rescatar y conservar su sabiduría.

“Ambas, aunque vengan de contextos y realidades distintas, aprecian lo propio y apuntan a la identidad, y por ende, a la autenticidad como misión de vida”, recalcó Cecilia García-Huidobro.

Violeta Parra, al igual que Frida Kahlo, hizo de los momentos de adversidad un terreno fecundo para la creación de arte. Fue cuando se enfermó de hepatitis que incursionó en la creación de arpilleras, las que después se convertirían en uno de sus medios artísticos más famosos.

También se relató cómo, tras la muerte de su madre, Ángel e Isabel Parra asumieron la labor de resguardar su obra, llegando incluso a llevársela con ellos cuando tuvieron que partir al exilio.

En octubre de 2015, a dos años del centenario de la artista, el Museo Violeta Parra fue inaugurado, con apoyo del Estado chileno, para albergar sus obras, pero también su espíritu. “En el libro de visitas del Museo, las palabras que más se repiten son ‘agradecimiento’ y ‘emoción’, lo que demuestra cuán inspiradora resulta la obra de Violeta en las nuevas generaciones que mantienen viva la poderosa llama de su paso por el mundo”, agregó la Directora del Museo.

Los invitamos a revisar esta conferencia en detalle, que se transmitió por los canales de YouTube y Facebook del Museo Violeta Parra, así como por el canal de Facebook de la Embajada de México.

Compartir en:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Últimas Novedades